Lady Lamb, una intimidad poderosa

lady-lamb@javier_fraiz

Aly subraya en Twitter que se ha sentido como una princesa. Es un momento esporádico de dulzura, como en algunas de sus canciones, que empiezan tenues hasta que estallan y se ponen rudas. Lleva los pantalones rotos -bromea- por una gira de 2 meses por Europa. Hoy, domingo, el último día, está sola. Ella y su Fender eléctrica. Bueno, y setenta personas que llenan el salón exiguo, siempre hospitalario, del Torgal de Ourense y se arroban con su voz, que juega a las emociones: te mece con un estilo discursivo y de repente brama y te agita.

[ Seguir leyendo en la web de SON Estrella Galicia ]

La ley de Jurado

Damien Jurado - Café&Pop Torgal (Ourense) -<br /> 05/09/2013

Algún día, y será la cuarta vez, Damien Jurado descenderá de nuevo la afilada escalera del Torgal de Ourense con una canción dedicada bajo el brazo. Lo suyo es devoción. Como los garageros The Cynics retrataron el ambiente noctámbulo y electrizante del añorado Rock Club. Jurado, emocional y ceńudo cuando ensarta la voz en su acústica, declaró amor eterno a su local predilecto, un pequeńo café de 70 metros bajo suelo donde los fieles se arremolinan, en una ciudad fetiche en la que ya no es tan infrecuente que grandes nombres de la escena americana se desvíen de la ruta para tocar. Ourense, un escenario ignoto, como una Iowa europea, tiene sitio en el mapa por mérito del Torgal, entre las grandes salas indie nacionales. “Es el mejor lugar del mundo; uno de estos días compondré una canción sobre este sitio”, se explayó el autor de Seattle, sepultado en el diminuto escenario, la noche del jueves, por docenas de cabezas pendulares rendidas a melodías alt-folk como “Ohio”, “Arkansas” o “Museum of Flight”, de su último largo, Maraqopa (Secretly Canadian, 2012).

Era la segunda ocasión en ańo y medio que Ourense acogía a Jurado, en solitario esta vez. El Teatro Principal oficiaba en marzo de 2012 la puesta de largo, con banda, de su repertorio más reciente. Hace diez ańos que los hermanos Pedrouzo -absortos como un fan más mientras trabajan- se tiran al vacío para deleite de un grupo irreductible de seguidores que se enganchan ańo a ańo a su programación de vanguardia. Antes de arrancar con una nueva edición del American Autumn, Damien debía rubricar la conmemoración del décimo aniversario de la sala donde tocó por primera vez en 2009. Jurado, precedido por la música detallista y volumétrica de William Tyle(Lambchop, Silver Jews) a la guitarra, apuró una botella de agua en el fondo del café junto a su pareja, y durante hora y media se dedicó a hacer canciones sentidas, entre su cariz doliente y su esfera espiritual. Utilizando rugosos acordes o la guitarra como una mecedora, pautando destellos de luz con una voz cromática y cambiante. Al terminar vendió y firmó discos, y concedió fotografías. Fuera de escena discutió entre amigos sobre política, el trato al gallego y el estado de la cultura en España.

La fotografía es cortesía de Cenizas en el Aire y tiene todos los derechos reservados. Galería completa

– – –

Lac La Belle, tocado de raíz

Detroit (Michigan), la ciudad de los coches y la Motown -el sello discográfico que catapultó a la música negra- abriga a Lac La Belle, un dúo visceral fundido en melódica simbiosis en las raíces del sonido de Norteamérica.Instrumentación sin propulsores, una sobria presentación y voces de correspondida armonía destilan la fragancia clásica de una apuesta intemporal por la honestidad y la esencia: blues, folk, country y fiebre honky tonk se intercambian en la afinación de guitarras resonadora y acústicas, el banjo, el ukelele, el acordeón y el fruto suculento del acervo cultural más arraigado.

Sus canciones despiezan historias de amor y soledad, problemas costumbristas, la suerte del destino que bullía en USA al comienzo del siglo XX; esperanzas, oportunidades, cambios, desigualdades en cuarto creciente. Lac La Belle, con segundo disco en camino y una lista de canciones para oír y descargar a precio razonable en su página web, son Jennie Knaggs y Schillace Nick yuxtapuestos tras la partida del fundador Joel Peterson. Rostro socarrón y voz trémula, él; tono, ella, de una dulce escalada, salvaje, tradicional. Entre la decadencia cotidiana, relajan los acordes añejos de madera crepitante, los golpeteos de piedras de hielo, la niebla despejada en los discos viejos.

18/11/2011, Café Pop Torgal (Ourense), 8 euros

Fotografía: Garrett MacLean en http://www.laclabellemusic.com